40 años cumple Never Say Die! de Black Sabbath

2018-09-28 Dejar un comentario

Black Sabbath2

Nadie podía sostener una vela ante Black Sabbath por sus primeros seis álbumes, pero en 1976 los nudos deshilachados por los malos contratos, la contabilidad fraudulenta, el alcohol y la adicción a las drogas y el agotamiento mental y físico completo comenzaron a desmoronarse rápidamente. El éxtasis técnico de 1976 fue un disco desenfocado sin mucha mordedura. El final de una era llegó menos de dos años más tarde, cuando Black Sabbath lanzó su álbum final de los 70 con Ozzy Osbourne en la voz, Never Say Die! , que salió el 28 de septiembre de 1978.

Black Sabbath Never Say Die

 

La banda comenzó a trabajar en Never Say Die! en enero de 1978, en un momento en que pocos de los miembros de la banda eran capaces de tocar “Louie, Louie”, y mucho menos escribir un nuevo álbum. En un esfuerzo por ser progresivo e innovador, trajeron cuernos, piano y guitarras limpias. Toda la escena era una receta para el desastre, y era un plato que tomaría un tiempo para preparar incluso las etapas iniciales de, ya que el vocalista Ozzy Osbourne no se encontraba por ningún lado.

 

 

 

“Hacíamos planes para reunirnos y él hacía desaparecer estos actos”, me dijo el guitarrista Tony Iommi en 2010. “Estábamos tan lejos que nos tomaría un tiempo darnos cuenta de que había desaparecido”. Alguien diría, ‘Bueno, ¿dónde está Ozzy?’ Y luego dijimos, ‘Oh, bueno, supongo que se fue de nuevo. Regresará pronto. Y eso solo significaba que Bill y yo Bill  volveríamos a lo que estábamos haciendo, lo cual no era bueno para nadie, especialmente para nosotros, muchas drogas y alcohol, en su mayoría “.

 

 

Un día, Osbourne se presentó, les dijo a sus compañeros de banda que iba a dejar de fumar y luego desapareció de nuevo. En ese momento Black Sabbath no quería continuar sin su cantante. Pero cuando Osbourne no regresó ni siquiera llamó, contrataron al ex vocalista de Savoy Brown y Fleetwood Mac Dave Walker para trabajar con ellos en Never Say Die. Después de escribir un puñado de canciones, Osbourne se puso en contacto con Sabbath y dijo que quería trabajar en el disco, pero que no iba a cantar nada de lo que escribieron con Walker.

 

 

 

“La situación fue un desastre”, dijo Iommi. “Ya estábamos atrás. Entonces, la disquera nos molestaba y no teníamos nada que mostrarles. Ozzy quiere que comencemos de nuevo. Estamos escribiendo en el día e intentando grabar por la noche. Creo que había algunas cosas buenas allí, pero es difícil mantener el equilibrio cuando sientes que las cosas se están cayendo a pedazos “.

 

 

 

Black Sabbath demoró tres meses después de la muerte del padre de Osbourne. El resto de Black Sabbath simpatizaba con Osbourne pero no quería esperar seis meses más para terminar. Hicieron lo que pudieron durante ese tiempo e incluso tuvieron al baterista Bill Ward cantando las voces principales en el álbum más cercano ” Swinging the Chain “.

 

 

 

 

Finalmente, Osbourne volvió a reunirse con sus compañeros de banda en Sound Interchange Studios en Toronto, Ontario y rastreó la mayoría de sus voces para Never Say Die. . Cuando se terminaron los últimos doblajes en mayo de 1978, nadie podría haber sido más feliz que la banda. “Digamos, bueno, definitivamente no fue nuestra mejor hora”, dijo Iommi. “Puedo decirte eso”.

 

Mientras que muchos han criticado la composición serpenteante y la falta de agresión de Never Say Die! , Ward defendió el álbum, afirmando que las intrépidas incursiones en el jazz en ” Johnny Blade ” y ” Air Dance ” fueron innovadoras y originales.

 

 

 

Never Say Die! se convirtió en oro en noviembre de 1997, más de 19 años después de su lanzamiento y todavía se considera que es el álbum menos exitoso de la era original de Ozzy, por encima o por debajo (según con quién hable) Éxtasis técnico . En 2013, Black Sabbath lanzó 13 , su primer álbum de estudio con Osbourne en la voz en 35 años.