Cavalera Conspiracy | Pandemonium

2017-09-30 Dejar un comentario
TRACKLIST
  • Babylonian Pandemonium
  • Banzai Kamakazi
  • Scum
  • I, Barbarian
  • Cramunhão
  • Apex Predator
  • Insurrection
  • Not Losing the Edge
  • Father of Hate
  • The Crucible

Por Karen BG.

Tercer y último álbum de la banda liderada por los hermanos Cavalera, que antes del título de “Pandemonium”, se habría considerado nombrarlo “DickFuck That Groove” durante el proceso de grabación, presumible-mente por su notoria influencia al grindcore, con un sonido mucho más veloz y visceral a diferencia de las placas anteriores.

 

Casi como una necesidad imperiosa, Max nos promete el siguiente nivel y alejarse de lo realizado anteriormente, “Inflikted” y “Blunt Force Trauma”, y así mismo de su otro proyecto SOULFLY, los cuales tienen formulas bastantes similares entre si. El mismo bromeó que esta vez pondría a su hermano Igor a prueba solicitándole que tocara lo mas rápido que pudiera como su volviera a tener 15 años, ya no mas groove; la voz de Max, aunque con arreglos, suena mas profunda y oscura, en momentos irreconocible, generando así una llamativa nueva combinación que nos trae este renovado Cavalera Conspiracy.

 

La invitación comienza con “Babylonian Pandemonium”, que nos adentra a la capital pecaminosa con susurros de ultratumba, para luego sin hacernos esperar, darnos un golpe simple pero certero, con un coro pegadizo que se queda en la mente como un mantra. Funciona de inmediato esta formula que a la cual se sigue el single previamente conocido “Bonzai Kamikaze”, riffs rápidos y que si bien en algún punto pueden llevarnos a recordar los tiempos de “Arise” nos hace esperar con curiosidad y ansías lo que vendrá, en este caso, “Scum” corta (2:28) y eficaz, con una base furiosa dada por los puños de Igor. “I, Barbarian” destaca el bajo de el nuevo integrante Nate Newton (bajista de la banda hardcore Converge).

 

“Cramunhão” tema de más duración, intensa, orgánica y fluida con guitarras penetrantes la igual que en “Apex Predator”, nos entregan un death metal moderno y avasallador que se siente con gusto pegar en las vísceras y nos deja sedientos y agitados en la primera mitad de esta contienda.

 

La segunda mitad nos entrega parte con “Insurrection”, donde la voz de Max se vuelve un poco mas familiar sin perder la densidad y velocidad. Ligeramente más pausada, “Not Losing the Edge” desciende las revoluciones en un principio, haciéndonos tomar aire para un track bastante entretenido y virtuoso en su ejecución. “Father of Hate” y “The Crucible” siguen la misma senda y se encargan de que la sangre corra con total fluidez hasta el final de manera vertiginosa y acabada técnicamente.

 

El primer bonus, “Deus Ex Machina” es un corte variado y versátil que arrasa con destacables riffs y una batería ejemplares. Luego nos dan un regalo de entrañables raíces con “Porra” un track que de seguro llevará a cualquier seguidor de Sepultura y rememorar los tiempos del “Roots”.

 

En definitiva un disco que se agradece y disfruta, una muestra de plena renovación donde se da un paso al siguiente nivel dejando atrás esa fórmula que ya resultaba muy repetitiva, donde sin abandonar su esencia, se da una mayor rapidez y profundidad al sonido, con la energía e intensidad de antaño, creando así un disco especial y único.